Todas las historias
deben ser contadas

los autores en la red

Por diegogue publicado el 05/01/2012 archivado en portadas


El mes pasado, hablando sobre la un tanto inútil campaña para cambiar la ley del libro colombiana que discrimina a los cómics y que supuestamente convierte a los dibujantes en poco menos que perseguidos políticos (para mí simplemente el pretexto de un oportunista que no es dibujante para sacar provecho personal importando comics), comenté algo acerca de las diversas posibilidades de publicación de cómics que existen para los autores más independientes, comparando la publicación tradicional en papel con la de internet, porque existen ya autores que prefieren de hecho la internet al papel incluso, y hay por otro lado, editores independientes “románticos” que siguen prefiriendo la publicación impresa con todos las dificultades que ello implica. Acaso sea muy radical apuntar hacia un solo lado, creer que con un webcomic basta, cuando el fenómeno más común es que los cómics que han sido exitosos en internet, como el excelente FreakAngels, finalmente se han recopilado en papel, asimismo, las “revistas de comics” no tienen hoy la importancia de hace 20 años, cuando eran el único espacio para enterarse de las novedades del medio, ya que toda esa información se encuentra en la web, donde además se hace la publicidad más eficaz de las publicaciones. Está surgiendo además, cada vez con más fuerza, la opción de leer comics directamente en tabletas, creándose un fenómeno parecido al de los ebooks, que poco a poco se están volviendo una alternativa más fuerte a los libros tradicionales de papel, desde su muy interesante blog Eddie Campbell, autor de varias novelas gráficas muy interesantes como Alec o El destino del artista, y además redactor del manifiesto de la novela gráfica, ofrece su cómic más reciente, Dapper John para iPad. Creo entonces que es un buen momento para comentar algunos de los webcomics más interesantes que pueden encontrarse en este momento en la red,  más ahora cuando 68 revoluciones no tiene la columna de la derecha, donde había sección de links, se puede hacer algo más valioso, reseñar de manera pormenorizada cada página y cada autor, de hecho, no es mala idea pensar en volver esto una sección fija al comienzo de cada mes.

Hicksville comics


Dylan Horrocks es el autor más prominente que ha dado Nueva Zelanda, su novela gráfica Hicksville (reseñada acá), es uno de los más sentidos homenajes al cómic mismo, y es además una historia compleja, llena de personajes particulares y muy interesantes. Horrocks en su página oficial nos deja ver gran cantidad de páginas de sus nuevos proyectos, donde a la par de sus excelentes historias podemos apreciar que con el tiempo es cada vez mejor dibujante. Destaca su obra en curso “Sam Zabel and the Magic pen”de la que pueden leerse 66 páginas completas.

Let’s Pacheco


Let’s Pacheco recopila las tiras que las andaluzas  hermanas Pacheco publican en el periódico El País y en otros medios, son tiras breves, auto conclusivas y muy divertidas en las que no hay un personaje constante, pero sí sensaciones constantes. Y es que los comics de las Pacheco satirizan el esnobismo y la cursilería en un tono fresco, pero implacable, son, claro está, una mirada femenina que por lo general se ceba en criticar lo femenino, pero los hombres tampoco salen demasiado bien librados en las tiras, como opinión personal, el trabajo de las Pacheco sería de lo mejor que hay en tiras cómicas de periódicos en la actualidad (en el mundo), y en Let’s Pacheco pueden leerse todas.

Wizzywig comics


Ed Piskor ha trabajado primero con Harvey Pekar en una excelente novela gráfica que reconstruye la historia de todo el movimiento beatnik “The Beat“, actualmente publica en Boing Boing la serie Brain Rot, que es nada menos que la historia del hiphop en cómic, narrada con todo detalle y dándole a los dibujos un acabado retro, como si fuera un comic book mal impreso en los 80’s, donde se puede apreciar, además de los tonos planos y la parca paleta de colores, falsos errores en la cuatricromía y la textura del papel envejecido, ya que en realidad se trata de un cómic totalmente digital hecho en el siglo XXI. En Wizzywig, la página oficial de Piskor, podemos leer muchos de sus otros comics y enterarnos de todas las novedades de su carrera. Piskor tiene un estilo que hay ido puliendo desde sus inicios, que conecta con narradores del indie americano como Daniel Clowes o Adrian Tomine, un águdo sentido del humor y una tendencia a retratar situaciones un tanto crueles e irónicas que lo vuelven un autor absolutamente necesario.

Están invitados a recomendar revistas, blogs, fanzines o cualquier tipo de publicación de comic independiente que se les antoje, bien sea abajo en los comentarios, o en la sección de contacto, la idea es reseñar todo lo bueno que haya por ahí.

Comentarios

comentarios